ÚLTIMAS ENTRADAS : "GRAND POPÓ I: A DANZA RITUAL" "GRAND POPÓ II: A CERIMONIA DA PRAIA" "LAGO INLE"
gadgets para blogger

BODIE


No condado de Mono (California), a a uns 150 km do parque natural de Yosemite, temos a oportunidade de coñecer este auténtico pobo salvaxe do Oeste Americano, que debe o seu nome a Williams S. Bodey, quen descubriu unha veta de ouro neste lugar. As distintas variacións fonéticas na súa pronuncia trocaron a súa denominación de Bodey a Bodie,  pasando por Body.

En el condado de Mono (California) y a unos 150 km del parque natural de Yosemite, tenemos la oportunidad de conocer este auténtico pueblo salvaje del Oeste Americano, que debe su nombre a Williams S. Bodey, quien descubrió una veta de oro en este lugar. Las distintas variaciones fonéticas en su pronunciación cambiaron su denominación de Bodey a Bodie, pasando por Body.
Nos seus comezos configurouse como un pequeno asentamento mineiro de apenas 20 habitantes, chegando a alcanzar aproximadamente os 10.000 na súa época de esplendor, a finais de 1870, cando se extraían unhas considerables cantidades de ouro.

En sus comienzos se configuró como un pequeño asentamiento minero de apenas 20 habitantes pero llegó a alcanzar aproximadamente los 10.000 en su época de esplendor, a finales de 1870, cuando se extraían unas considerables cantidades de oro.
Construíronse igrexas, dous bancos e unha escola. Tivo dotación de bombeiros, cárcere,  gasolineira, varios restaurantes, cervexarías, bordeis e ata 65 salóns; un barrio vermello popular ao final do pobo, que era coñecido co nome do “Canellón da Virxe” e un populoso barrio chinés que chegou a ter o seu templo taoísta.

Se construyeron iglesias, dos bancos y una escuela. Tuvo dotación de bomberos, cárcel, gasolinera, varios restaurantes, cervecerías, burdeles y hasta 65 salones; un barrio rojo popular al final del pueblo, que era conocido con el nombre del “Callejón de la Virgen” y un populoso barrio chino que llegó a tener su templo taoista.
Co pasar dos tempos, a cidade gañouse unha mala reputación pola presenza de ladróns, pistoleiros, prostitutas, frecuentes pelexas nos salóns, tiroteos, atracos a dilixencias e crimes que se daban no lugar. Un clérigo cualificouna coma “un mar de pecado, azoutado polas tempestades da luxuria e a paixón”. 

Con el transcurso del tiempo, la ciudad se ganó una mala reputación por la presencia de ladrones, pistoleros, prostitutas, frecuentes peleas en los salones, tiroteos, atracos a diligencias y crímenes que se daban en el lugar. Un clérigo la calificó como “un mar de pecado, azotado por las tempestades de la lujuria y la pasión”. 
Sobre o 1880, co auxe da minaría noutras cidades, empezou o declive de Bodie, que ademais sufriu varios incendios, o último deles en 1932, que arrasou gran parte da cidade, incluído o banco. Aos poucos, as minas deixaban de render e os habitantes íanse morrendo ou emigraban. 

Sobre el 1880, con el auge de la minería en otras ciudades, empezó el declive de Bodie, que además sufrió varios incendios, el último de ellos en 1932, que arrasó gran parte de la ciudad, incluido el banco. Poco a poco, las minas dejaban de rendir y los habitantes se iban muriendo o emigraban. 
Tras unha curta reactivación económica motivada basicamente polos avances tecnolóxicos nas minas, en 1917 abandonouse o ferrocarril e en 1942 pechábase a última mina e a oficina de correos. 

Tras una corta reactivación económica motivada básicamente por los avances tecnológicos en las minas, en 1917 se abandonó el ferrocarril y en 1942 se cerraba la última mina y la oficina de correos. 
Hoxe en día consérvase nun estado de decadencia sostida no que os edificios non se restauran senón que se manteñen no seu estado actual, cos interiores tal cal quedaron, cos obxectos presentes baixo unha grosa capa de po, cos libros abertos sobre os pupitres da vella  escola, etc. Esta “decadencia” e a ausencia de postos de comida e de bebida ou outro tipo de locais turísticos, envolven a Bodie nunha atmosfera especial, misteriosa e mesmo inquietante. Ao camiñar polas súas rúas desérticas das renda solta aos teus pensamentos e imaxínas como transcorrería a vida na época de esplendor deste pobo pantasma da febre do ouro.

Hoy en día se conserva en un estado de decadencia sostenida en el que los edificios no se restauran sino que se mantienen en su estado actual, con los interiores tal cual quedaron, con los objetos presentes bajo una gruesa capa de polvo, con los libros abiertos sobre los pupitres de la vieja  escuela, etc. Esta “decadencia” y la ausencia de puestos de comida y de bebida u otro tipo de locales turísticos, envuelven la Bodie en una atmósfera especial, misteriosa y mismo inquietante. Al caminar por sus calles desérticas das renta suelta a tus pensamientos e imaginas como transcurriría la vida en la época de esplendor de este pueblo fantasma de la fiebre del oro.

7 comentarios:

  1. Siempre produce una cierta tristeza lo que fue y no volverá a ser... Pero está bien que no se olvide del todo. Al fin y al cabo son sus raíces y uno/a no puede vivir sin ellas.

    ResponderEliminar
  2. Immagini molto suggestive. Sarebbe importante non lasciare che il tempo distrugga questi ricordi.

    ResponderEliminar
  3. Un auténtico viaje al pasado. El tiempo pasa, pero queda el observador y tú eres ese observador que posee la mirada oportuna que sabe sacar la esencia el momento y del espacio. Buen reportaje.

    ResponderEliminar
  4. Moi abraiantes fotos. Rechamante antítese entre a igrexa baleira (como debe ser, sen bicho dentro) e as cantinas tamén baleiras (algo contranatural). Vexo que non atopaches ouro, pois segues sen ter unha cámara de cor.

    ResponderEliminar
  5. c'è sempre una strana suggestione nelle tue foto, sono i posti ad essere così tristi?

    ResponderEliminar
  6. Carlos como siempre imágenes impresionantes. Un viaje en el tiempo con una enorme calidad. La imaginación corre libre rienda y es fácil imaginar el pueblo en sus momentos de brillo, gracias a la colección fabulosa de tus imágenes. Uno casi puede ver el oro por lo menos imaginar lo mismo...
    Besos

    ResponderEliminar

COMENTARIOS