ÚLTIMAS ENTRADAS : "ALDEAS DE KENGTUNG" "GRAND POPÓ I: A DANZA RITUAL" "GRAND POPÓ II: A CERIMONIA DA PRAIA"
gadgets para blogger
En moitas ocasións o Vúdú asóciase con algo diabólico, coa bruxería, poderes escuros e enerxía negativa; relaciónase con persoas que, coma posuídas por espíritos malignos, bailan unhas estrañas danzas e fan sacrificios de animais e rituais con sangue. Considérase coma unha práctica “relixiosa”  maléfica e de maxia negra  na que, a modo de exemplo, se crean uns bonecos aos que se lles cravan alfinetes co fin de causar dano a determinadas persoas.

En muchas ocasiones el Vúdú se asocia con algo diabólico, con la brujería, poderes oscuros y energía negativa; se relaciona con personas que, como poseídas por espíritus malignos, bailan unas extrañas danzas y hacen sacrificios de animales y rituales con sangre. Se considera como una práctica “religiosa”  maléfica y de magia negra  en la que, a modo de ejemplo, se crean unos muñecos a los que se les clavan alfileres con el fin de causar daño a determinadas personas.
Pero a pesar de que moita xente non o admita, é unha auténtica relixión, das máis antigas do mundo, coas súas prácticas e cultos e que, amplamente practicada dentro e fóra de África, naceu co fin de curar espiritualmente. Por suposto que non hai ningunha proba científica de que a súa práctica dea resultados positivos; do mesmo xeito que ocorre con calquera outra das distintas relixións do mundo, é cuestión de crenzas…de fe.

Pero a pesar de que mucha gente no lo admita, es una auténtica religión, de las más antiguas del mundo, con sus prácticas y cultos y que, ampliamente practicada dentro y fuera de África, nació con el fin de curar espiritualmente. Por supuesto que no hay ninguna prueba científica de que su práctica dé resultados positivos; al igual que ocurre con cualquiera otra de las distintas religiones del mundo, es cuestión de creencias…de fe.
En  Lomé, Togo, atópase o mercado de fetiches máis grande do mundo, unha especie de gran farmacia, probablemente surrealista e tétrica a ollos de moitos de nós. Está situado nunha praza ao aire libre e conta con ducias de postos  de venda nos que os feiticeiros e practicantes de Vudú poden abastecerse dunha infinidade de talismáns, herbas medicinais e ingredientes cos que fabricar apócemas e ungüentos para os seus feitizos e rituais e para utilizalos como tratamentos alternativos na cura de enfermidades.
En  Lomé, Togo, se encuentra el mercado de fetiches más grande del mundo, una especie de gran farmacia, probablemente surrealista y tétrica a ojos de muchos de nosotros. Está situado en una plaza al aire libre y cuenta con docenas de puestos  de venta en los que los hechiceros y practicantes de Vudú pueden abastecerse de una infinidad de talismanes, hierbas medicinales e ingredientes con los que fabricar pócimas y ungüentos para sus hechizos y rituales y para utilizarlos como tratamientos alternativos en la cura de enfermedades.
Ademais de bonecos, amuletos, estatuas, pedras e outros moitos obxectos, podes atopar á venda aves e serpes, cabezas de crocodilo, de mono ou de hiena, patas de elefante ou mans de chimpancé, coirazas de tartarugas, cornos de búfalos,  peles, cranios, dentes ou ósos tanto, de animais como de humanos.

Además de muñecos, amuletos, estatuas, piedras y otros muchos objetos, puedes encontrar a la venta aves y serpientes, cabezas de cocodrilo, de mono o de hiena, patas de elefante o manos de chimpancé, caparazones de tortugas, cuernos de búfalos,  pieles, cráneos, dientes o huesos tanto, de animales como de humanos.
Os postos do mercado están distribuídos en dúas filas a ambos os dous lados da praza e no medio atópase un pozo cheo de area e de estatuas de ferro, do que descoñezo a súa utilidade ou significado.

Los puestos del mercado están distribuidos en dos filas a ambos lados de la plaza y en medio se encuentra un pozo lleno de arena y de estatuas de hierro, del que desconozco su utilidad o significado.
Detrás dos postos hai unhas pequenas dependencias onde os curandeiros presentan os seus fetiches e dan explicacións sobre os seus usos: para protexer as vivendas, para evitar o perigo nas viaxes, para atraer a unha persoa amada, para previr desgrazas, etc.

Detrás de los puestos hay unas pequeñas dependencias donde los curanderos presentan sus fetiches y dan explicaciones sobre sus usos: para proteger las viviendas, para evitar el peligro en los viajes, para atraer a una persona amada, para prevenir desgracias, etc.
Este mercado está aberto aos turistas, que adoitan levar como recordo algún fetiche ou obxecto dos que alí se venden.
Este mercado está abierto a los turistas, que suelen llevar como recuerdo algún fetiche u objeto de los que allí se venden.


5 comentarios:

  1. Interesante, gracias por la información.No sabía que existía el mercado más grande del mundo que venden todas esas cosas de fetiche.
    Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  2. MUY INTERESANTE ¡¡¡ GRACIAS POR ESTE DOCUMENTO¡¡¡¡
    UN GRAN SALUDO.

    ResponderEliminar
  3. Como vos dijiste Carlos , ....... TERRORIFICO, es una cultura diferente, lo que para ellos es natural, para nosotros no, igualmente es muy interesante, aunque nada atractivo para mi, espero las próximas fotos :-)

    ResponderEliminar
  4. Como siempre una nota fotográfica fabulosa! Muy interesante este mercado, no tenía ni idea de que había un mercado como este. El vudú es una religión, si ya sabía, pero las orígenes de la misma fue una sorpresa. Gracias por compartir la informacion. Es una cultura diferente, quien sabe más tenebroso, más aterrador, pero no menos interesante y desafiante para descubrir. Encantada con el descubrimiento!
    Um beso

    ResponderEliminar
  5. Son uns salvaxes. Exactamente igual que nós.

    Saúde.

    ResponderEliminar

COMENTARIOS